Dinero.com Revista Dinero

Adrián Lara, actor de los comerciales de Open English. Andrés Moreno, presidente de Open English.

| 7/4/2012 6:00:00 PM

Los “teachers” de Open English

Con humor y una publicidad viral, dos venezolanos lanzaron una escuela de inglés en internet que, en solo seis años, ya tiene 50.000 alumnos y US$50 millones de capital.

 

Con su ‘cursito’ de inglés online, el venezolano Andrés Moreno no solo se está volviendo millonario; también se ha convertido en una celebridad latina. Recorre la región de arriba abajo y desde que se sube al avión la gente sabe que él protagoniza los sonoros comerciales de Open English. Lo que pocos saben es que, además de ser la cara de la empresa, es su fundador y presidente.

Hace seis años junto con Wilmer Sarmiento, un compañero de la universidad y US$300, crearon Open English, una empresa que ya opera en 20 países, tiene 50.000 alumnos, –que pagan en promedio US$1.000 por cursos de un año– y que a través del esquema de inversión de riesgo ya ha levantado US$50 millones para seguir creciendo.

La idea surgió de la experiencia que tuvo Andrés dictando clases de inglés de manera presencial a ejecutivos en Venezuela. Aunque estudió ingeniería, fue su amigo el que se dedicó a desarrollar el programa, que maneja una plataforma similar a la de Skype, mientras él se fue a Sillicon Valley a buscar inversionistas. No obstante, uno de sus primeros socios estaba mucho más cerca: la Organización Cisneros, que les dio la posibilidad de pautar en sus espacios televisivos a cambio de una participación en la empresa.

Aunque la escuela funciona online, Moreno considera que sus competidores son las escuelas presenciales como Berlitz y el Wall Street Institute, frente a las que ofrece la ventaja de no tener que padecer el tráfico para llegar a clase. “Esto es como el gimnasio, cuando la gente se inscribe comienza muy animada y va con frecuencia, pero luego con las exigencias del trabajo empiezan a faltar y al final no regresan”, comenta y recalca la ventaja de su plataforma, a la cual se puede acceder desde cualquier computador y a cualquier hora del día. De hecho, a las 11 de la noche es cuando tiene más alumnos.

“Otro punto a nuestro favor es que, mientras Berlitz tiene cuatro o cinco escuelas en las principales ciudades de cada país, nosotros llegamos a todas las urbes y es un hecho que, en América Latina, la clase media no solo está en las capitales”, agrega.

Open English ya tiene más de 100 socios, muchos de sus 1.000 empleados han recibido acciones como pago, y entre todos tratan de sacarle jugo al mercado mundial de aprendizaje de idiomas, que se estima en US$83.000 millones anuales, de los cuales 15% es aportado por América Latina.

Pero más allá del esquema pedagógico, la clave del éxito ha sido la publicidad. Entre enero y mayo de este año, Open English fue el anunciante número 35 del país con una inversión de $5.800 millones, un salto de más de 1.000% frente a igual lapso de 2011.

Con su presencia permanente en la televisión latinoamericana, Moreno, de 30 años, espera llegar a los 80.000 usuarios al final de 2012 y mientras eso sucede es probable que se repita la escena que le pasó hace poco en un restaurante, donde dos señoras empezaron a comentar: “miren el calvo de Open English y está con la teacher”, pues su esposa también es una de las protagonistas de los célebres comerciales.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×